Excite

La policía cree que los niños desaparecidos en Córdoba podrían estar muertos

  • Foto:
  • republica.com

La investigación de los dos niños desaparecidos en la ciudad de Córdoba ha dado un gran giro, ya que se cree que los pequeños podrían estar muertos. Esta hipótesis se basa tanto en el testimonio irregular de José Bretón, padre de los niños desaparecidos, como en el hallazgo de restos biológicos en una finca perteneciente a la familia paterna de los dos pequeños desaparecidos.

La investigación de la desaparición de los pequeños Ruth y José por parte de la policía no descarta ninguna hipótesis, como prueba el uso de perros entrenados o de lanchas para inspeccionar el río Guadalquivir, sin embargo, es innegable que los investigadores se centran en el padre de los niños y su entorno. Algunas fuentes llegan incluso a afirmar que la policía cree que los niños desaparecidos ya están muertos y lo que se trata de encontrar en Córdoba son sus cadáveres.

Tras la desaparición de los dos niños en Córdoba, donde se encontraban visitando a sus abuelos y tíos paternos, la madre de los pequeños denunció que había recibido amenazas y maltrato psicológico por parte del progenitor de sus hijos, llegando a afirmar que en caso de no conseguir la custodia compartida los niños terminarían muertos. Estas amenazas se pueden entender como fruto de un momento de ira, pero el curso de la investigación no ayuda demasiado a José Bretón.

Fuentes policiales han declarado que es sorprendente la frialdad con la que José Bretón está tratando la desaparición de sus dos hijos, llegando a recriminar a su mujer que se le perdieron igual que se les podrían haber perdido a ella. A esta actitud de José Bretón, se suman las declaraciones de varios testigos presentes en la tarde del sábado en el parque Cruz Conde, quienes han declarado que no vieron en ningún momento al padre jugando con sus hijos, ni después buscando a sus dos hijos desaparecidos.

Pero sin duda, la parte de más peso de la investigación ha sido el hallazgo por un lado de un cuchillo y cinta aislante en el coche de José Bretón, y el descubrimiento de restos biológicos junto a una gran hoguera en una finca de la familia paterna de los niños, situada cerca del polígono Las Quemadillas de Córdoba. De momento, agentes de la policía científica de Madrid y Sevilla están estudiando los restos, con el fin de averiguar si pertenecen a los dos niños desaparecidos, lo que confirmaría que están muertos y daría el peor final posible a su desaparición.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016