Excite

La verdad sobre el bolígrafo del millón de dólares de la NASA

Existe la creencia popular de que en medio de la carrera espacial entre los americanos y los rusos, los Estados Unidos desarrollaron un bolígrafo preparado para ser usado en el espacio por un coste de un millón de dólares. En respuesta, los rusos decidieron hacer algo mucho más sencillo: usar un lápiz. Esta leyenda urbana que deja bastante mal a la NASA no es cierta, pero sí que tiene su origen en un hecho real que fue similar.

    Twitter

La verdadera historia del bolígrafo espacial

Lo que ocurrió en realidad es que, al principio de la carrera espacial, tanto la NASA como la Unión Soviética hacían uso del lápiz en el espacio. Un día, los americanos se dieron cuenta de que estaban gastando demasiado dinero en lápices. Cada uno de ellos les costaba 128,89 dólares, llegando a gastar un total de 5000 dólares.

¿Cómo podían costar tan caros? Lo que les costaba mucho dinero no era el lápiz en sí, sino más bien el proceso de adaptación que tenían que procesar en ellos para que pudieran ser utilizables en el espacio. Y es que un lápiz en el espacio, si se rompía generaba residuos.

FOTOS: 17 curiosidades espaciales que quizá no conocías

Estos residuos flotaban por la falta de gravedad y podían ser muy peligrosos por poder incrustrarse en la maquinaria, dañar el material o hasta los ojos de los mismos astronautas. Además, los lápices eran inflamables, algo que no gustaba mucho a los astronautas.

Ante tantas trabas para seguir utilizando el lápiz en los viajes espaciales, una empresa privada desarrolló el bolígrafo espacial y se lo vendió a la NASA. La agencia espacial rusa le copió el diseño posteriormente. El bolígrafo que funcionaba a gravedad cero fue una realidad, lo que no es cierto es la respuesta de los rusos que cuenta la leyenda, ya que, como hemos visto, el lápiz no era óptimo en esas condiciones.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017