Excite

Las biografías de Franco y Aznar causan una amplia controversia

Pese a que, por definición, Francisco Franco sea considerado un dictador, aún hay quienes se niegan a aceptarlo. Aunque esta circunstancia, en términos particulares, no sea preocupante, sí puede serlo cuando se niega esta evidencia en materiales destinados al estudio de las generaciones futuras y que, por otra parte, están financiados con dinero público. Es el caso del Diccionario Bibliográfico Español puesto en marcha por la Real Academia de la Historia, origen de una notable polémica.

Y es que el Diccionario Bibliográfico Español, cuya gestación tuvo lugar durante el Gobierno de José María Aznar, no alude a Francisco Franco como dictador. La obra se refiere a Franco como un líder 'autoritario' pero no totalitario, se evita mencionar a la dictadura y, entre otras cosas, se dice que era un hombre 'inteligente y moderado' amén de 'valeroso y católico'. Por lo que respecta a Aznar, aunque sin halagos de ese tipo, también hay sombras. Así, se habla de la tregua de ETA en 1998 pero no del proceso de negociación con su Gobierno, o del aprovechamiento que hizo el PSOE de lo ocurrido con el Prestige.

Sin embargo, estas explicaciones, cuanto menos parciales, no han sido óbice para que el Diccionario Bibliográfico Español fuera presentado por el Rey Juan Carlos y Ángeles González Sinde, por lo que la opinión general es que la ministra no lo habrá leído. No obstante, tras la polémica, González Sinde indicó que es probable que la Real Academia de la Historia deba revisar el libro para que pueda ser útil. Entretanto, el director de esta institución, Gonzalo Anes, afirma que el Diccionario Bibliográfico Español, que ha costado nada menos que 6,4 millones de euros, fue revisado antes de su publicación, aunque no para modificarlo.

Imagen: daylife.com, nndb.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016