Excite

Las casas encaladas ayudan a luchar contra el cambio climático

La cultura mediterránea no solo debe presumir de su dieta, ahora también va a poder hacerlo por sus paisajes paisajes de pueblos blancos. ¿La razón? Además de la belleza propia que dan las casas encaladas de los pueblos del Mare Nostrum, que el blanco que recubre las paredes de los hogares puede ayudar a luchar contra el cambio climático, o eso es lo que asegura Steven Chu, premio Nobel de Física en 1997 y actual secretario de Energía de Estados Unidos, puesto equivalente al ministro de Energía en el gabinete de Obama.

Según recoge The Times, Chun explicó que sería aconsejable pintar de colores claros casas, tejados y superficies lisas. En este grupo entraría especialmente carreteras y pistas de aeropuerto. La razón que aduce Chun es tan simple que hasta los niños chicos lo aprenden en el colegio: los colores claros reflejan el calor, no lo absorben, y al igual que en verano usamos ropa de colores y en invierno ropa oscura, así funcionaría también las distintas estructuras que fueran pintadas con colores claros. De esta forma, se conseguiría reducir el equivalente a la emisión de CO2 que todos los coches del mundo provocan durante once años. Además, también se ayudaría a reducir el consumo eléctrico por refrigeración en los edificios.

El mayor problema lo darían las carreteras ya que el blanco puede deslumbrar a los conductores, lo que provocaría accidentes de tráfico, por Steve Chu propone pintarlo de color cemento. A esta medida se le puede añadir la que ciudades europeas como Stuttgart (Alemania) o Malmö (Suecia) están llevando a cabo en los tejados de sus edificaciones: crear jardines. Ello permitiría ahorrar energía ya que se controla mejor la temperatura, dicen que se puede dejar de gastar hasta un 25% en aire acondicionado gracias a esta medida que nos recuerda a los legendarios jardines de Babilonia.

Imagen: birgit-hofmann.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016