Excite

Las fiestas de los guardias de Buckingham Palace

Los guardias del Buckingham Palace han saltado a los medios de comunicación después de protagonizar durante sus horas de guardia un comportamiento poco adecuado. En lugar de velar por la seguridad de la monarquía, estos profesionales consumían bebidas alcohólicas, se jugaban dinero, comerciaban entre ellos con esteroides y material pornográfico e incluso se hacían fotos en el Trono Real con poses cómicas.

Este nuevo escándalo ha salido a la luz tan sólo dos días después de que la Reina Isabel II haya cumplido 83 años. Además de todo lo anterior, los agentes habrían permitido el acceso a fiestas privadas de la Reina a personas no invitadas, a las que incluso les daban su número de teléfono por si había algún problema. Estos guardias de Buckingham Palace también dejaban a sus conocidos que aparcasen sus coches en el Palacio de Buckingham cuando visitaban Londres.

Estas y otras informaciones sobre el caso de la Casa Real británica han trascendido a partir del juicio contra Paul Page, un ex guardia de seguridad de la Reina implicado en el escándalo de los guardias de Buckingham Palace, que está protagonizando un juicio después de haber sido acusado de fraude y de amenazas de muerte. Al parecer este oficial había puesto en marcha operaciones ilegales de apuestas que eran camufladas bajo una compañía inmobiliaria fantasma.

Page, por su parte, ha negado en el juicio las acusaciones de fraude, intimidación y amenaza de muerte en torno al caso de los guardias de Buckingham. Además, el ex guardián ha declarado que no tenía conocimiento sobre las actividades incorrectas que los guardias hacían durante sus noches de vigilancia. La compañía de apuestas creada por Page funcionaba en el Palacio de Buckingham, en el Palacio de St Jame´s y también en una comisaría.

Imagen: www.royalcollection.org.uk

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016