Excite

Libre tras 30 años de cárcel en EEUU gracias al ADN

Lo que ha sido el argumento de un buen número de películas realizadas en Hollywood vuelve a suceder en la vida real para dar cuenta de los errores que, de cuando en cuando, comete el sistema. Hablamos del caso de Cornelius Dupree Junior, un hombre de 51 años y de color para más señas al que una prueba de ADN acaba de exculpar de un delito de robo a mano armada cometido en 1979.

Así, Cornelius Dupree Junior pasó los últimos 30 años de su vida en prisión por un robo a mano armada cometido sobre una mujer a la que después habría violado, aunque según parece no fue juzgado por el segundo delito dada la magnitud de la pena a que fue condenado por el primero, nada menos que 75 años. Tras someterse a las pruebas de ADN, el hombre quedó en libertad el pasado mes de julio y ahora un tribunal de Dallas ha sido el encargado de hacerlo oficial revocando la sentencia.

No obstante, cabe destacar que el otro acusado por la violación, Anthony Massingill, pretende también una revisión de su sentencia al considerarse, como Cornelius Dupree Junior, inocente. Éste, por su parte, afirmó sentir 'rabia' y 'alegría' tras su puesta en libertad, aunque confió en que este último sentimiento sea más fuerte que el resto. El caso de Dupree Junior se une, de este modo, al de otras 41 personas que, gracias a las pruebas de ADN, han sido puestas en libertad al demostrar su inocencia en el estado de Texas.

Imagen: pressherald.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016