Excite

Los controladores aéreos se enfrentan a las consecuencias de su huelga ilegal

Parece que poco a poco la situación en los aeropuertos españoles está volviendo a la calma, todo después de la huelga ilegal llevada a cabo por los controladores aéreos, los cuales ahora mismo se encuentran bajo mando militar, debido al estado de alarma impuesto por el Gobierno, y en espera de su pertinente sanción. Sin embargo los problemas causados por la huelga de controladores aún no están contabilizados, y sin duda el precio por mantener el espacio aéreo de España cerrado durante casi 24 horas tendrá un gran coste.

Actualmente los controladores se encuentran bajo mandato militar, el Ejercito del Aire se ha hecho cargo del transporte aéreo y ha colocado militares en todas las torres de control para vigilar el trabajo de los controladores aéreos, los cuales en caso de faltar a su puesto de trabajo serán acusados de secesión ante un tribunal militar, lo que puede suponer hasta diez años de cárcel. Además la fiscalía está investigando si la huelga ilegal de los controladores puede incurrir en delito, con lo cual también serían juzgados ante un tribunal civil.

Por su parte AENA ha abierto expediente a 442 controladores, una quinta parte de la plantilla, los cuales se enfrentan a penas que pueden llegar a suspensiones de empleo y sueldo, o incluso hasta la pérdida de su puesto de trabajo. Por su parte, desde el Gobierno se ha declarado que no se planea ninguna negociación con la Unión Sindical de Controladores Aéreos, la cual exigía un nuevo convenio en el cual se les mantuvieran los mismos sueldos pero con un recorte de 250 horas anuales.

De momento el estado de alarma continuará dos semanas más, el Presidente José Luís Rodríguez Zapatero comparecerá en el pleno del Congreso el próximo jueves, 9 de diciembre, para explicar la situación y en caso de creerlo conveniente pedir que el plazo de estado de alarma se alargue más tiempo. De momento el tráfico aéreo está volviendo a la normalidad desde ayer, aunque no lo hará definitivamente hasta pasadas unas 48 horas, cuando los más de 600.000 viajeros afectados hayan sido recolocados en nuevos aviones.

Como vemos, los controladores aéreos se enfrentan a más de una sanción y desde más de una dirección, ahora solo cabe esperar a que la situación se calme totalmente, aunque las perdidas tanto personales de los viajeros, como económicas para España, ya no tienen solución. Lo esperable sería que la situación de huelga ilegal iniciada el pasado viernes por parte de los controladores aéreos no se repita y no nos fastidien las Navidades al igual que han hecho con el puente de la Constitución.

Imagen: Lauren Manning en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019