Excite

Los organizadores de Love Parade anuncian su fin tras la tragedia

La tragedia que ha costado la vida a 19 personas en la ciudad alemana de Duisburgo, el festival de música tecno Love Parade, no volverá a celebrarse nunca más según han anunciado los organizadores del evento, acusados por los asistentes al festival y por el propio creador de éste, Matthias Roeingh, conocido por el sobrenombre de Dr Motter, de ser los responsables del triste suceso, al escoger un recinto cerrado con espacio sólo para 350.000 personas para acoger a los habituales de un festival que suele ser frecuentado cada año por más de un millón de jóvenes.

Vídeo: avalancha mortal en la Love Parade

Y es que a pesar de que en un primer momento los organizadores de la megafiesta afirmaran que la tragedia se había producido a causa de unas personas que intentaron colarse por la escalera que llevaba al recinto, los supervivientes de la avalancha de la Love Parade culpan de las muertes a la propia organización, ya que según afirman, solo se abrió una entrada a través de un túnel, lo que hizo que cundiese el pánico entre quienes se encontraban atrapados dentro de ese espacio.

Los testigos afirman además que la policía ya había advertido del enorme riesgo que supondría una aglomeración excesiva en un recinto de ese tamaño, y se quejan de que la escalera aludida era la única vía de entrada y salida tras el túnel, por lo que la zona se convirtió en un tapón asfixiante. Por otro lado, los asistentes no comprenden cómo se cerró con rejas la escalera lateral de emergencia donde muchos se hirieron de gravedad intentando acceder a ella y que una vez consiguieron alcanzarla terminaron taponando también al resto.

Por otra parte, las dos fallecidas españolas en la tragedia, que ha desbordado a las autoridades alemanas llevando a Angela Merkel a exigir responsabilidades, han sido identificadas como Clara Zapater y Marta Arroyo, ambas de 22 años, que se encontraban en el festival con una treintena de personas celebrando su despedida de Alemania tras finalizar sus estudios. Las jóvenes, que perdieron la vida al caer bajo la multitud, pasaron auténtico horror según ha confirmado una compañera de ambas que se encontraba en el momento de la tragedia, y que afirmó que todos sabían que si caían bajo la gente no sobrevivirían.

Los padres y familiares de las chicas por su parte ya se encuentran en Alemania para identificar los cadáveres y repatriar los cuerpos de ambas, una desgracia que podía haberse evitado y que se ha convertido en un auténtico escándalo y en el fin de un festival que se había celebrado ininterrumpidamente desde 1989 siempre en parques y lugares abiertos.

Imagen: Elpais.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016