Excite

Detectan altos niveles de radiactividad en el agua de la lluvia de Massachusetts

A estas alturas ya nadie duda de que las consecuencias de la catástrofe radioactiva de la central nuclear de Fukushima tras el terremoto de Japón solo podrán conocerse a largo plazo.

De hecho, mientras los operarios luchan por evitar una fuga radiactiva letal a muchos kilómetros a la redonda de la central, en diferentes puntos del planeta se comienzan a detectar altos niveles de radiación. Así, en el estado norteamericano de Massachusetts, la Agencia de Protección del Medio Ambiente alertaba el pasado fin de semana de niveles de yodo radiactivo superiores a lo normal en el agua de la lluvia caída hace unos días.

Un suceso que ya se habría producido de igual forma en otros puntos de Estados Unidos como California, Washington o Pennsylvania. Sin embargo, las autoridades quieren mandar un mensaje de tranquilidad a la población ya que, aseguran, que la radiactividad detectada no llega a ser perjudicial para la salud humana.

Algo que no terminan de creerse los norteamericanos que han acudido en masa a las farmacias de todo el país a comprar pastillas de yodo para protegerse ante una posible radiación masiva.

Por su parte, los científicos, que siguen muy de cerca el fenómeno, aseguran que el agua potable no estaría contaminada, al igual que tampoco lo está el aire, tal como reflejan los más de cien medidores situados en diferentes puntos de Estados Unidos.

Imagen: laprensa.com.ni

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016