Excite

El expresidente egipcio Hosni Mubarak se encuentra bajo arresto hospitalario desde ayer

Pese a sus 82 años y a su delicado estado de salud parece que Egipto no está dispuesto a dejar pasar al expresidentes egipcio Hosni Mubarak ni uno solo de los supuestos crímenes cometidos durante su mandato.

Así, a última hora de ayer la Fiscalía General ordenaba la detención del mandatario junto a dos de sus hijos acusados de utilizar su posición de poder para ordenar acabar con la vida de algunos de los manifestantes que durante las revueltas que derrocaron al régimen se congregaron en la plaza Tahrir de El Cairo.

Es por ello que Mubarak se encuentra a estas horas bajo arresto hospitalario ya que ayer sufrió una crisis cardiaca mientras estaba siendo interrogado por la Policía al respecto de estos hechos. Por su parte, sus dos hijos, Alaa y Gamal Mubarak, están a la espera de ser trasladados a un centro penitenciario de la capital egipcia.

En los próximos días Mubarak y sus hijos, que ocupaban diferentes cargos de responsabilidad en su Gobierno, deberán hacer frente a quienes aseguran que el mandatario, derrocado el pasado 11 de febrero tras intensas manifestaciones ciudadanas, ordenó reprimir a los contrarios al régimen utilizando la fuerza. Además, se acusa también al expresidente y a varios altos cargos de diferntes casos de corrupción.

Imagen: radionetherlands.nl

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016