Excite

Mubarak se declara inocente en el juicio por las revueltas de Egipto

  • Foto:
  • latimes.com

Egipto está viviendo un hecho histórico con el juicio al ex Presidente Mubarak, que está siendo juzgado por las muertes de civiles durante las duras represiones de las revueltas que pidieron un cambio político en Egipto. De momento, el ya ex Presidente se ha declarado inocente de los cargos, al igual que su hijo, que está siendo juzgado en el mismo juicio por los mismos cargos.

Ayer, miércoles tres de agosto, Mubarak era trasladado en helicóptero desde el hospital de Sharm el Sheij, donde estaba ingresado desde el pasado abril, hasta la Academia de Policía del Cairo, donde será juzgado por los delitos de corrupción y asesinato premeditado. Mubarak, junto a dos de sus hijos y varios de sus altos cargos, protagonizan un juicio histórico para Egipto, ya que podría significar el fin de la impunidad para un régimen que ha gobernado el país durante 30 años.

Los cargos de corrupción relacionan a Mubarak, sus dos hijos Alla y Gamal, al ex Ministro de Petróleo Sameh Fahmy, y al empresario Husein Salem, en una trama de venta de gas natural por debajo del precio de mercado, lo que habría reportado enormes pérdidas a Egipto. Tanto Mubarak como sus hijos se han declarado inocentes de una trama en la que Huseina Salem, actualmente en arresto domiciliario en España, habría regalado lujosos inmuebles a Mubarak y su familia a cambio de gas natural y terrenos en Egipto.

Pero sin duda, el juicio que atrae todas las miradas es el relacionado con las muertes ocurridas durante las revueltas de Egipto. En este caso, se acusa a Mubarak, a su ex Ministro de Interior, Habib al Adli, y a seis de sus colaboradores, de haber permitido que la policía disparara y atropellara a los manifestantes, acabando con la vida de 850 civiles. De estos cargos, Mubarak se ha vuelto a declarar inocente. De momento, el juez ya ha separado el juicio de Mubarak, que no tendrá que volver a declarar hasta el próximo 15 de agosto, del de sus colaboradores, que continuarán su proceso mañana.

Se espera que el juicio contra Mubarak sea largo, ya que la defensa ha pedido para empezar la presencia de más de mil testigos, por lo que pocos creen que Mubarak viva para mantener que es inocente, ya que el antiguo dictador de Egipto, a sus 83 años, padece cáncer. Aunque al margen del propio juicio, muchos ciudadanos de Egipto creen que Mubarak ya ha sido vencido, percibiéndose las imágenes de Mubarak, postrado en la cama y con el uniforme blanco de los presos de Egipto, como una victoria para la libertad y la justicia en el país.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016