Excite

Mueren 126 ballenas asfixiadas en las costas de Nueva Zelanda

Este fin de semana las labores de turistas y voluntarios se han unido para intentar salvar a una especie marina que en muy contadas ocasiones frecuenta las costas. Sin embargo, los esfuerzos por devolver a estos ejemplares mar adentro han resultado en vano y un total de 126 ballenas han muerto asfixiadas en las playas de Nueva Zelanda.

Los científicos desconocen los motivos por los que estos cetáceos se habrían acercado a tan pocos metros de la orilla, sabiendo el peligro que ello conlleva. Una vez las autoridades fueron alertadas de la presencia de estos mamíferos en la playa, miles de voluntarios intentaron trasladar a los animales hacia el agua, una tarea de lo más complicada y prácticamente inviable. Durante todo el fin de semana han muerto más de 100 ballenas asfixiadas en Nueva Zelanda, 105 ballenas de aleta larga al oeste de la Isla Sur y otras 21 ballenas piloto al este de la Isla Norte.

Tal y como anunciaba el portavoz del Departamento de Medioambiente neozelandés, Hans Stoffregen, la situación llegó a ser tan crítica que, para no prolongar el sufrimiento de los cetáceos, se procedió al sacrificio de dos tercios de los mamíferos anclados en la costa. Sin embargo, y siempre gracias a la ayuda voluntaria, 42 ejemplares de las 126 ballenas muertas en Nueva Zelanda pudieron ser devueltos a su hábitat natural.

Imagen: elmundo.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016