Excite

Napoleón perdió en Waterloo debido a sus hemorroides

En muchas ocasiones una anécdota y un simple hecho casual puede determinar el camino de la historia. Por este motivo el historiador José Miguel Carrillo ha publicado un libro titulado Las hemorroides de Napoleón en el que se enumeran 500 anécdotas muy llamativas de la historia.

Con esta obra Carrillo de Albornoz quiere dejar claro lo banal que puede llegar a ser la historia. Entre las anécdotas que recoge destaca la que da título a la obra Las hemorroides de Napoleón. Según el autor, el gran Napoleón perdió su definitiva batalla en Waterloo debido a que necesita refrescar su trasero a causa de unas terribles hemorroides. Si no hubiera padecido este problema la estrategia militar habría sido otra.

Otro protagonista de este libro de curiosidades históricas es Karl Marx. El historiador señala que pudo padecer unos forúnculos espantosos y pestilentes que posibilitó su gran rechazo social y marcaron tanto su forma de pensar como su obra cumbre, El Capital. Ni el propio Hitler se escapa de la anécdota ya que la obra desvela que cuando niño su madre lo llevó al psiquiatra que le aconsejó que lo internara en un centro. Su madre se negó ajena a todo el mal que su hijo iba a generar.

Otra curiosidad tiene como protagonista a la Torre Eiffel, que podría haberse construido en Barcelona con motivo de la Exposición Universal de 1888. Por desgracia los mandatarios de la época la consideraron muy costosa, excéntrica y exagerada. Por sólo un voto se hizo en París y con la condición de que se derribara en pocos años.

Imagen: 3viajesaldia.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016