Excite

Nuevas filtraciones de Wikileaks sacuden EEUU

Después de que unas filtraciones anteriores efectuadas por Wikileaks pusieran en jaque al Gobierno EEUU revelando los análisis de los motivos para emprender la guerra en Iraq y la evaluación de la situación posterior en el país, la plataforma da un paso más con la difusión de documentos relativos a las relaciones internacionales estadounidenses que, de seguro, no dejarán a nadie indiferente.

Así, pese a que el Gobierno de Obama se haya apresurado para señalar que con esta revelación de Wikileaks se ponen, nuevamente, muchas vidas en peligro, la comunidad internacional aún asiste incrédula a la verificación de determinados métodos, algunos poco éticos, puestos en marcha por la diplomacia de EEUU. De esta forma, en primer lugar destaca el espionaje efectivo que embajadores y diplomáticos estadounidenses llevaban a cabo en el seno de la ONU, que ha servido para que sus servicios de inteligencia se hagan con las rutinas, costumbres o datos de funcionarios de países tanto 'amigos' (léase Reino Unido o Francia) como de países con los que EEUU no mantiene buenas relaciones, caso de Sudán o Corea del Norte.

Pasando por alto buena parte de los estatutos de la ONU, los diplomáticos estadounidenses se convirtieron en una extensa red de espionaje que recopilaba datos, asimismo, sobre los presidentes de todo el mundo, cuyos expedientes iban acompañados de aportaciones personales. Destaca, por ello, la percepción que en EEUU se tiene de Zapatero, al que se acusa de pensar más en la renta electoral de sus acciones que en los intereses del país, mientras que se valora positivamente al Rey. Otros salen peor parados de acuerdo con Wikileaks, caso de Berlusconi, calificado de 'ineficaz' y amante de la fiesta, o Sarkozy, al que se considera poseedor de un 'estilo autoritario'.

Por último, con respecto a temas de seguridad, destaca la recomendación que hizo Arabia Saudi para atacar a Irán, mientras que se arroja luz sobre las tácticas que emplea EEUU para lograr sus intereses en este plano. De esta forma, para lograr que diversos países acojan presos de Guantánamo, el Gobierno norteamericano ofrecía encuentros con Obama o ventajas para ganar relevancia a nivel económico, algo que pudo constatarse con Bélgica o Eslovenia, al tiempo que trataba de aislar en la esfera internacional a sus oponentes, entre los que sigue estando Venezuela. De cualquier modo, y a la espera de ver las consecuencias que tendrán estas revelaciones en el plano internacional, habrá que ver si Wikileaks sigue guardando algún as en la manga.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016