Excite

Obama se baña en el golfo de México para mostrar que el agua está limpia

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha pasado el fin de semana en el estado de Florida, donde disfrutó junto a su esposa Michelle Obama, y su hija menor Sasha, de un fin de semana de descanso en el que aprovechó para reiterar su compromiso con la zona del golfo de México, afectada durante los últimos meses por el vertido de crudo de la compañía petrolera BP.

Obama, que tras disfrutar de la gastronomía popular de la zona y jugar un partido de minigolf no dudó en meterse en el agua con su pequeña para demostrar que el agua se encuentra ya limpia de residuos, intenta con su visita potenciar el turismo, uno de los pilares económicos de la zona, y que se ha visto afectado con enormes pérdidas desde que comenzase el vertido de petróleo.

Por otra parte, el presidente estadounidense aclaró que aunque las playas sean seguras para los turistas y que se encuentran abiertas a nuevos inversores, el trabajo de su equipo aún no ha finalizado, puntualizando que no se marcharían a ningún lado hasta que no quede sin limpiar la última gota de crudo del vertido que se mantiene contenido desde hace ya más de un mes, tras pasar más de cuatro escupiendo petróleo al océano.

Además de estas declaraciones, Obama se ha apresurado a indicar ante las críticas y demandas de los empresarios del sector hotelero de la región contra BP, que un retraso en el pago de las indemnizaciones por parte de la petrolera, cuyo fondo de compensación asciende a 20.000 millones de dólares, es inaceptable. Una afirmación a la que el presidente ha añadido su sentimiento de empatía y comprensión por todos los hombres y mujeres de la región, que en palabras del propio Obama, `han visto con enfado y consternación como sus formas de ganarse la vida han estado amenazadas en los últimos meses´.

Imagen: Elmundo.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016