Excite

¿Por qué hay que votar?

Cada vez que hay elecciones, ya sean generales, autonómicas, municipales o europeas, muchos ciudadanos deciden no ejercer su derecho al voto. Pero, ¿por qué hay que votar si no es obligatorio hacerlo? Votar es importante y aunque es un derecho, muchos defienden que también es un deber con el resto de los ciudadanos del país, con la democracia y por el bien común. Aunque no se quiera votar, puede hacerse una protesta votando en blanco y nulo en vez de optar por la abstención.

    © Getty Images

Diferencias entre votar en blanco, votar nulo y la abstención

Si un ciudadano decide no votar a los partidos políticos que se presentan a las elecciones, puede optar por abstenerse, votar en blanco o votar nulo. ¿Pero qué diferencias hay entre estos y cuál es mejor?

La abstención en unas elecciones es no acudir a votar. Es decir, que el ciudadano en su plena libertad opta no por ejercer el derecho a votar. Sin embargo, su acción no se contabiliza y aunque este hecho indica descontento o pasividad, beneficia a los grandes partidos políticos y perjudica a los minoritarios.

El voto en blanco es el que no incluye papeleta dentro del sobre de votación. Este tipo de voto cuenta en los escaños de reparto de los resultados electorales. Pero por ejemplo, en España, debido a la Ley Electoral que hay, perjudica a los partidos minoritarios y ayuda a que los partidos políticos con más votantes consigan más escaños.

Por último, está el voto nulo, este, al igual que ocurre con el voto en blanco, se contabiliza en los resultados, pero se diferencian de que no favorece ni perjudica a ningún partido político. Por ello es esta opción de voto, es la que se considera mejor para ejercer una protesta consciente contra los partidos políticos en unas elecciones. Para ejercerlo hay que introducir en el sobre de votación una papeleta con tachones, rota, con comentarios o con cualquier escrito.

    © Getty Images

¿Por qué hay que votar?

Aunque votar es un derecho, en la democracia y en la política se defiende siempre que votar es en realidad una obligación, y que todo ciudadano de una democracia debe siempre acudir a las elecciones sea para ejercer el voto o para optar para ejercer el voto nulo. ¿Por qué? Pues porque el voto es una expresión de los ciudadanos, que deciden qué partido político quieren que gobierne en el país, la comunidad autónoma, en la localidad o quien quiere que les represente en el parlamento.

Los votos de los ciudadanos tienen que tener, según la filosofía política, una base moral. Es decir, que cada ciudadano debe ejercer el voto pensando siempre en el bien de la mayoría, es decir, en el bien común, en lo que es mejor para todos los ciudadanos de un país y no ejercer un voto pensando en su propio bien. Si todos los ciudadanos de un país eligen razonablemente votar a aquel partido que es mejor para la sociedad, que cumplirá con los intereses de todos y no solo, por ejemplo, con el de las grandes empresas, el sistema político mejoraría y con él, el bienestar social y la economía del país siempre y cuando la Ley Electoral de dicho país no sea modificada para beneficiar a los partidos que tienen más poder.

Voto en el Sistema electoral español

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016