Excite

¿Por qué llueve siempre los fines de semana? ¿Una casualidad?

Con mucha frecuencia, después de cinco días laborables soleados llega un fin de semana lluvioso que nos fastidia e incomprendemos. ¿Casualidad? Aparentemente no tanta. Según un estudio de la Universidad de Barcelona, en muchas partes de Europa el tiempo atmosférico sigue un ciclo semanal. Aún así hay varias discusiones al respecto. A continuación os lo explicamos.
    Getty Images

Lluvia en verano

Tras analizar los datos meteorológicos recogidos entre 1961 y 2004, se llegó a la conclusión de que en verano las lluvias se concentraban durante los fines de semana. Sin embargo, en la estación fría la tendencia era la contraria: los sábados y domingos solían ser más soleados. Según el estudio, de lunes a viernes generábamos más polución. El hollín y otras partículas suspendidas en la atmósfera podían absorber la luz solar, calentar el aire y alterar el régimen de vientos, o convertirse en semillas para la formación de nubes.

Pero algunos estudios defienden que el ciclo observado por la universidad de Barcelona es accidental, sin una significación estadística suficiente.

    Getty Images

No en toda Europa

Quizás de hecho, alguno ya sospeche y le extrañe que ocurra en muchas partes de Europa pero no en todas. Por ejemplo, en el Reino Unido donde los mismos investigadores no han encontrado ni rastro de un patrón semanal de días lluviosos y soleados. En la ciudad del smog la lluvia sigue un patrón mucho más continuo y desigual a la par, que no encaja con el resto del estudio.

Pero los investigadores se defienden explicando que en la isla mandan las corrientes del Océano Atlántico. En el Mediterráneo, sin embargo, la acción humana afecta al clima.

Por ello en España notaríamos más los ciclos semanales, y el sol que se queda de lunes a viernes, pero desaparece los fines de semana.

    Getty Images

¿Cuánto de casual?

Hay muchos estudios sobre el “efecto de fin de semana” tanto sobre las lluvias como sobre la concentración de aerosoles. Hay estudios a favor y los hay en contra, en ciudades y en las afueras, en algunos países y no en otros. Pero la evidencia estadística del efecto es muy baja, por lo que es más un mito que un hecho científico. Lo que está claro es que nosotros seguiremos notando el nubarrón gris sobre nuestra cabeza con mucha más mala leche si es domingo que si es lunes.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016