Excite

¿Por qué los gatos siempre caen de pie?

Todo el que ha tenido, se ha relacionado o ha visto vídeos de estos animales internet lo sabe: los gatos siempre caen de pie. No es que sean infalibles, pero siempre restablecen su cuerpo rápidamente ante una caída inesperada y caen espectacularmente bien, a pesar de hacerlo a veces en circunstancias muy adversas. Veamos por qué.

    Twitter

Equilibristas natos

Los gatos rectifican su postura en la caída de una manera rapisíma. Esto se debe a varios factores. Uno de ellos es el oído del animal. Controlan su equilibrio mediante el oído, como nosotros, solo que un 'poco' mejor. Si el felino no tiene la cabeza alineada con la posición normal, se producen señales cerebrales que hacen que sus músculos tiendan a moverse aprovechándose de la ley de conservación de movimiento angular y se coloquen en posición óptima para aterrizar. Esta habilidad de caer así la dominan a las cuatro semanas de vida.

Otro factor que permite a estos felinos caer siempre de pie es su extremadamente flexible médula espinal. Tanto es así que el gato puede girarse hasta 180 grados sobre sí mismo o rotar en dos sentidos diferentes al mismo tiempo. Esta plasticidad hace que coloque de manera natural las patas traseras de manera perpendicular al cuerpo al tiempo que encoge las delanteras.

FOTOS: Este es el gato más fotogénico de Internet

Por otra parte, la masa de la parte trasera está alejada al eje de rotación, lo que hace que tenga una pequeña velocidad angular en su zona trasera. Además, la columna le permite amortiguar la velocidad de caída, por lo que gana unas décimas para colocarse en mejor posición antes de tomar tierra.

También los gatos saben caer bien porque justo antes del impacto con el suelo colocan las garras extendidas y la espalda arqueada. Esto les permite evitar resbalones y hacen posible que puedan distribuir mejor la fuerza de la caída.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017