Excite

Protestas en Roma contra Berlusconi y el Papa

Pocos meses después de su elección como presidente del gobierno italiano, Silvio Berlusconi se enfrentó ayer a su primera crisis importante, que tuvo como protagonistas a las casi 100.000 personas que se reunieron en la Piazza Navona de Roma para protestar contra la "política personalizada" que está llevando a cabo Berlusconi.

Galería: mira las fotos de la manifestación

Los ataques fueron desde Berlusconi hasta el mismísimo presidente de la República, Giorgio Napoletano, pasando por la ministra modelo Mara Carfagna e incluso por el Papa, que recibió buena parte de las duras críticas.

Ha sido la última propuesta de Berlusconi, la llamada 'ley salva-Berlusconi' la que ha desencadenado las críticas contra "el gobierno más ridículo de la historia", en palabras del periodista Marco Travaglio. El mismo destacó el récord logrado por el gobierno de Berlusconi, que "ha presentado en un mes hasta cinco leyes inconstitucionales".

Más dura fue la actriz y directora del documental 'Viva Zapatero!', Sabina Guzzanti, quien se refirió al escándalo surgido tras la interceptación de una conversación telefónica que destapaba un presunto encuentro sexual entre Berlusconi y la flamante ministra de Igualdad, Mara Carfagna. Guzzanti aseguró no sentirse interesada por la vida sexual de Berlusconi, aunque sí criticó que Mara Carfagna haya obtenido el ministerio gracias a este beneficio sexual, y más aún si se trata del ministerio de Igualdad.

Sabina Guzzanti protagonizó una de las actuaciones más polémicas de la manifestación, lanzando también ataques contra el Vaticano y el Papa, a quien culpó en parte de la caída del antiguo gobierno y de querer controlar los medios de comunicación. Habló del frustrado intento del Papa de inaugurar el curso en la Universidad de la Sapienza de Roma, y aseguró que "gracias a la ley Moratti en 20 años los profesores serán elegidos por el Vaticano, aunque en 20 años Raztinger estará donde debe estar, es decir, en el infierno", además de otras barbaridades, que Berlusconi se ha limitado a descalificar desde Tokio.

Berlusconi ha evitado hacer declaraciones sobre la manifestación celebrada ayer en contra de su gobierno. El presidente italiano se encuentra en Tokio con motivo de la reunión del G8 y desde allí ha calificado las críticas de "vulgares" y ha respondido diciendo que "de la basura me ocupo en Nápoles".

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016