Excite

Recibe los pulmones de un fumador y muere a los 5 meses

Lyndsey Scott, de 28 años, murió en julio a causa de una neumonía. Llevaba cuatro años en lista de espera para recibir un doble transplante de pulmón, ya que sufría una fibrosis quística. Dicho transplante se llevó a cabo en febrero del 2009 y cinco meses después la paciente murió.

Dicho de esta manera no parece una noticia importante. Sin embargo, la prensa británica acaba de recuperar la historia ya que los padres de Lindsey han descubierto que el donante de los pulmones de esta joven había fumado durante 30 años.

El caso ha conmocionado a la opinión pública británica y ha generado el enfrentamiento entre la comunidad médica y los enfermos que esperan una milagrosa operación. Los primeros declaran que los pacientes no tienen derecho a conocer cierta información, y que se limitan a realizar un transplante que tiene muchas posibilidades de salvar la vida de la persona.

Sin embargo, la familia de Lindsey asegura que su hija tenía derecho a conocer los hábitos de vida del donante, porque era evidente que los pulmones de un hombre que ha fumado durante 30 años no pueden estar sanos. Un potavoz de la clínica ha declarado que el criterio estándar para la aceptación de órganos ha tenido que ser ampliado en los últimos años ante el escaso número de donantes y el alto número de personas que muere esperando ser operadas.

De hecho, un cuarto de los órganos donados son calificados como de alto riesgo, como los pulmones que recibió Lindsey. El hospital se defiende estableciendo que se ha limitado a seguir el protocolo para dichos casos, el cual prevee informar al paciente únicamente en caso de consumo de drogas por parte del donante.

Imagen: momento24.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016