Excite

Salió del puerto como un pobre pescador y volvió con un yate de 100 millones de euros

Guy Barnett, un inglés de 35 años de edad, trabajaba en su ciudad natal en un pequeño bote de captura de peces. Un buen día decidió hacer fortuna y cambiar de aires, esperando que la vida más allá de sus fronteras le ofreciese un mejor porvenir. El resultado no pudo ser mejor: Guy volvió al puerto de Darmouth Devon en un yate de 240 pies que tiene un valor de 100 millones de euros.

El motivo es simple. En los años que Guy estuvo ausente trabajó en Canadá para el multimillonario John Risley, dueño de la flota pesquera más grande de Canadá y Norteamérica. Barnett se convirtió en marinero a bordo de uno de los yates del señor Risley en donde conocería a la hija del jefe y heredera de su fortuna, Sarah Risley, de 35 años.

Entre ellos se produjo un flechazo instantáneo y nadie pudo evitar que poco tiempo después se casaran en Nueva Escocia, unos días antes de dirigirse al Reino Unido para celebrar de nuevo la boda con los amigos y parientes de nuestro protagonista.

La llegada del ex-pescador con un yate de tales dimenciones provocó gran sorpresa en la comunidad, con la cual organizó una gran fiesta para celebrar su reciente boda. A tal evento, celebrado en el ya famoso barco, acudieron unos 80 invitados, incluyendo los mejores amigos de su infancia.

Imagen: solitariogeorge.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016