Excite

Sampat Pal, una luchadora por la igualdad en India

En India, una sociedad dominada por los hombres, la única esperanza de las mujeres maltratadas o en serio riesgo de exclusión social se encuentra en la persona de Sampat Pal, una campesina de casta baja de Uttar Pradesh que apenas sabe leer y escribir, y en la Gulabi Gang (la banda rosa), la organización creada por ella hace casi cuatro años, cansada de los abusos y de la injusticia a las mujeres en una región marcada por la violencia entre castas, la corrupción y la pobreza extrema.

Para esta valiente mujer, de 47 años y apenas metro y medio, en la India es peor nacer mujer que ser pobre, ante la tremenda indefensión en que pueden encontrarse. Así, del número inicial de 25 mujeres con que empezó su organización ha ido creciendo hasta alcanzar las 100.000 socias, la mayoría mujeres analfabetas de castas bajas que de un modo u otro han sido maltratadas por sus maridos o por unas instituciones corruptas. Ahora, vestidas con saris rosas y armadas con el lathi, el palo de bambú que lleva la policía en India, se alzan contra la injusticia que han vivido durante años.

Así, cuando un marido golpea a su mujer, la Gulabi Gang se encarga de encontrar un médico para que elabore un informe de las lesiones y de denunciar el hecho en la comisaría, para más tarde, hacer una visita al agresor para advertirle de que la próxima vez se enfrentará a la banda. Pero su acción reivindicativa va más allá, presionan para que la policía registre los casos de violación, evitan matrimonios infantiles y obligan a los funcionarios a que entreguen las pensiones sin sobornos, llegando incluso a secuestrar camiones con comida para los pobres que unos funcionarios iban a vender fraudulentamente en el mercado.

Sampat, que fue entregada en matrimonio a un hombre diez años mayor que ella cuando tenía doce, fue precisamente una víctima del sistema contra el que lucha, ya que su marido, no la dejaba salir sola a la calle y su familia política le obligaba a llevar el velo. Además, su propia familia no vio necesario que recibiera formación por lo que apenas sabía leer ni escribir cuando, gracias a la ayuda de Jay Prakash, un trabajador social que creyó en su proyecto, pudo crear la asociación Gulabi, que busca enseñar a mujeres que han pasado por situaciones difíciles una cultura básica y un oficio para que puedan tener una vida digna.

Imagen: gulabigang.org

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016