Excite

Sarkozy ofrece el coma pero no la eutanasia

Chantal Sébire es una francesa de 52 años que acaba de poner entre la espada y la pared al gobierno de Sarkozy. Esta ex profesora sufre desde hace ocho años un tumor evolutivo que le ha deformado la cara y que le acaba de dejar ciega. Chantal ha solicitado a Sarkozy en una carta que le permita a su médico acabar con su vida.

Galería: Chantal Sébire (las imágenes podrían herir la sensibilidad de algunos usuarios)

El tumor que afecta a Chantal se llama Estesioneuroblastoma, y sólo hay 200 casos en el mundo. Se trata de un tumor que afecta al sistema respiratorio y se extiende por las fosas nasales, deformando la cara del paciente y provocándoles un fuerte dolor.

Es la primera vez en Francia que un enfermo pide ante los tribunales la eutanasia activa. Sin embargo, la legislación francesa no contempla la posibilidad de la eutanasia. La única solución que Sarkozy y su gobierno ha podido dar a Chantal es la de un coma inducido que acabe con su dolor hasta que se produzca su fallecimiento de forma natural.

Este coma inducido es posible en Francia desde 2005, cuando un caso similar impulsó la creación de la Ley Leonetti, que permite a los médicos retirar el tratamiento de los pacientes y dejarlos morir, pero sin aplicar la eutanasia activa que solicita Chantal.

Chantal Sébire ha rechazado esta posibilidad del coma inducido, y espera que Sarkozy dé una solución positiva a su caso, sin tener que obligarla a huir a países extranjeros como Bégica o Luxemburgo, donde la eutanasia está legalizada.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019