Excite

Se aprueba la nueva ley del aborto rodeada de polémica

La nueva Ley de Reproducción Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, conocida como Ley del Aborto, se ha aprobado finalmente en el Senado por 136 votos a favor, 126 en contra y una abstención. Esta ley, que ha levantado ampollas en toda la sociedad española desde el comienzo, entrará en vigor en cuatro meses y convertirá en un derecho de la mujer deshacerse del feto durante las primeras 14 semanas de gestación.

El sistema que se implantará será el de plazos, aborto libre sin justificaciones hasta la 14 semana, hasta la semana 22 podrá interrumpirse el embarazo si la mujer se encuentra en caso de grave riesgo para su vida o salud o si el feto padece graves anomalías, y desde la semana 22 en adelante, el aborto sólo será posible si hay una malformación incompatible con la vida del feto o este padece una enfermedad de extrema gravedad e incurable, para tomar dicha decisión, un comité clínico compuesto por tres médicos confirmará el diagnóstico. La mujer tendrá la posibilidad de escoger libremente a uno de los tres especialistas que la atiendan.

La ley, que se aprueba finalmente tras un año y medio de negociaciones con los diferentes partidos, especialmente los nacionalistas, y que ha provocado un enorme debate social, ha sido tomada por el partido socialista como un triunfo de su Ministra de Igualdad Bibiana Aído, y según la también socialista Carmen Montón como el cumplimiento de una reivindicación histórica de tantas feministas.

La ley, que se publicará en el BOE en los próximos días, fue rechazada por los miembros del Partido Popular, los de UPN y el Partido Aragonés, así como por parte de los representantes de Coalición Canaria y CiU, algunos de ellos por el polémico punto que permite a las menores de 16 y 17 años, tomar la decisión en exclusiva de someterse a una intervención de interrupción del embarazo.

Desde diferentes sectores políticos y sociales se hacen eco ya del despropósito que supone una ley que no obedece a una demanda social, y que sólo sirve para aumentar la crispación entre la población, con una reforma abusiva que no protege la vida de los más indefensos, legalizando la muerte de quienes no pueden defenderse ni opinar, al mismo tiempo que se critica que no se favorezcan medidas de atención y protección de la familia, que debería ser una prioridad para el Estado.

Imagen: Elmundo.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016