Excite

Sócrates, Primer Ministro de Portugal, no puede con la crisis y presenta su dimisión

Parece que Sócrates, Primer Ministro de Portugal, no ha podido seguir controlando al Parlamento portugués, donde gobierna en minoría, y tras ser rechazado su cuarto plan de contención económica se ha visto obligado a dimitir, de momento el país se queda en vilo, con unas elecciones anticipadas y la enorme sombra de un rescate externo.

La delicada situación financiera de Portugal obligó a Sócrates, del Partidos Socialista Portugués, a presentar un ambicioso cuarto plan de contención económica, el cual presentaba importantes recortes sociales e importantes esfuerzos para Portugal. Sin embargo, Sócrates solo ha conseguido los votos de su partido, 94 de los 230 escaños del Parlamento, por lo que se ha visto obligado a dimitir. Sócrates considera que carece de los apoyos mínimos para continuar desempeñando la labor de Primer Ministro, con lo que ayer, tras la votación, presentó su dimisión a Anibal Cavaco Silva, Presidente de la República.

El cuarto plan de contención de Sócrates generó bastante polémica en Portugal, no contando ni con los apoyos de la derecha ni de la izquierda. Este nuevo plan planteaba elevar el IVA drásticamente, abaratar el despido, así como congelar las pensiones y recortar los sueldos públicos, además se planeaban importantes recortes, llegando hasta el 10%, en sanidad, educación, justicia y defensa. Todas las medidas continuaban la tendencia de los tres anteriores planes, pero parece que Portugal ha dicho basta. Al descontento por el plan de contención se suman las críticas exteriores a Portugal, ya que desde fuentes comunitarias se acusa al país de haber falseado las cuentas del año 2010 para presentar un déficit menor que el real.

Tanto la oposición de la derecha como la de la izquierda han coincidido en que el cuarto plan de contención de Sócrates no era más que un intento desesperado de tratar de salvar Portugal ahogando aún más a la población media. Los partidos de la derecha han censurado que no se está escuchando la voz de los portugueses, que quieren otras soluciones que no pase por la perdida de su poder adquisitivo. Los partidos de izquierdas además han señalado que entre las numerosas medidas no existe ni una sola que atañe al sector financiero, dejando al margen a la banca.

Sócrates y su partido no ha tardado en lamentar la decisión de la oposición, señalando que el rechazo ha este plan de contención traerá a la larga sacrificios aún más dolorosos para Portugal. Ahora la situación en el país luso se queda en el aire, Sócrates ha viajado a Bruselas como Primer Ministro en funciones a una cumbre de presidentes que trata de frenar la crisis, algo que parece que Sócrates no ha conseguido en Portugal, país que se enfrenta a un más que probable rescate financiero de la Unión Europea o el Fondo Monetario Internacional.

Imagen: elmundo.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016