Excite

Sor María, monja imputada por los bebés robados, ha muerto en Madrid

  • Getty Images

El pasado día 18 de enero, Sor María, la monja imputada en dos procesos por el caso de los 'bebés robados' no acudía a declarar ante el juez alegando motivos de salud. A pesar de que muchos pudieran creer que se trataba de una maniobra para evitar tener que acudir al juicio, algo que está a la orden del día y que usan muchas personas de cierta edad, resultó ser verdad y la religiosa murió el día 22 -no se ha hecho público hasta hoy- en Madrid a los 87 años de edad.

Sor María llegó a comparecer como imputada en un caso el pasado 2012. Así, el 12 de abril iba a juicio para responder a las acusaciones de María Luisa Torres que la señalaba como autora del robo de su bebé en 1982, ya que la religiosa ejercía como asistente social en un centro hospitalario. En este caso, la monja habría quitado el bebé, supuestamente, a Torres, alegando que había sido fruto del adulterio y había nacido fuera del seno del matrimonio.

El caso por el que debería haber declarado el pasado 18 de enero fue interpuesto por Purificación Betegón, quien le acusaba de haber robado dos gemelas en la Clínica de Santa Cristina en 1981. Ninguno de los dos casos por el que Sor María llegó a declarar como imputada por delitos de detención ilegal y falsedad en documento público llegó a cerrarse, por lo que se desconoce su inocencia o culpabilidad.

Desde la asociación SOS Bebés Robados, se afirma que esta trama podría afectar a 300.000 niños en España, que habrían sido despojados de sus familias biológicas y entregadas a otras durante entre los años 50 y los 90. Oficialmente no se tienen cifras sobre estas desapariciones ni de la implicación real de Sor María en el caso.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016