Excite

Taurinos y antitaurinos se enfrentan tras la última corrida en la Monumental de Barcelona

  • Foto:
  • abc.es

La Monumental de Barcelona, la plaza de toros de la ciudad condal, vivió ayer su última corrida antes de la entrada en vigor que prohibe la tauromaquia en Cataluña, un espectáculo que no estuvo exento de polémica, ya que a las puertas de la Monumental se reunieron grupos de taurinos y antitaurinos, quienes protagonizaron una bronca que terminó llegando a las manos en varias ocasiones.

La tarde de ayer fue encontrada para muchos vecinos de Barcelona, por un lado los que veían morir su afición en la ciudad y por otro los que celebraban una victoria. Los más perjudicados sin duda los taurinos, que asistieron a la última corrida de toros en la Monumental de Barcelona, una tarde dirigida por los diestros Juan Mora, José Tomás y Serafín Martín, siendo los grandes triunfadores los dos últimos con sendas orejas cada uno, los últimos toreros en salir por la puerta grande de la plaza. Todos los símbolos hacían referencia al adiós y a la rabia de los aficionados, desde los trajes de luces negros hasta las pancartas con la palabra libertad.

Al otro lado estaban los vencedores, los antitaurinos, quienes consideran la tauromaquia no un arte, sino una tortura, el asesinato doloso e inmisericorde de un animal por el simple hecho del disfrute de una masa. La prohibición de la tauromaquia en Cataluña comenzó con una petición popular que tras pasar por el Parlamento de Cataluña terminaba ayer domingo, con las últimas faenas y un numeroso grupo de antitaurinos exclamando su alegría a las puertas de la Monumental de Barcelona.

Evidentemente, esta fecha solo podía terminar con roces, con enfrentamiento entre taurinos que reclaman que se les quita un arte de forma arbitraria por parte de unos políticos inmiscuidos donde no deberían, y unos antitaurinos que disfrutaban su victoria. Tras la última corrida en la Monumental, varias decenas de taurinos y antitaurinos se acercaron y comenzaron a increparse, llegando a los empujones y algunos golpes, que fueron interrumpidos por las fuerzas de seguridad presentes.

Desgraciadamente para unos y afortunadamente para otros, las corridas de toros pueden volver a Barcelona si impera un recurso presentado ante el Tribunal Constitucional para abolir la prohibición de la tauromaquia en Cataluña. La prohibición de los toros en Cataluña ha sido tildada de partidista e interesada, pues mientras se prohibía la tauromaquia se blindaban los correbous, las fiestas populares con toros, alejando el argumento de la protección animal hacia el de eliminación de algo percibido por España, algo que no ha gustado ni a los taurinos, que ven la prohibición en la Monumental de Barcelona como un caso de ataque personalizado; ni a los antitaurinos, que buscan la protección de todos los animales, no solo los de una plaza de toros.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016