Excite

Un avión se pasa 230 kilómetros de su destino por una discusión entre pilotos

¿Se imaginan que su vuelo se pierde 230 kilómetros? Parece impensable que a día de hoy con tantas tecnologías y tanto seguimiento, especialmente desde el 11-S, un avión de Northwest Airlines se desviara de su recorrido dicha cifra. Pero aún más curioso es que esto pasó porque el piloto y el copiloto se pelearon durante el vuelo, desatendiendo sus obligaciones. De esta forma el avión no aterrizó y siguieron su camino como tal cosa.

Cuando llegaron a su destino, Minneapolis, la Oficina Federal de Investigaciones tomó cartas en el asunto y llamó a los dos pilotos. Según las autoridades que arrestaron a los protagonistas de esta historia, “estaban enfrascados en una acalorada discusión”. No sabemos si durante este hecho los responsables de la conducción del avión se quitaron los cascos, pero el hecho es que desde la base terrestre intentaron contactar con el avión sin resultado.

Finalmente todo quedo en un susto y el aparato no estaba secuestrado ni tenía problemas para aterrizar y pudo hacerlo con un retraso de más de una hora. Lo importante además es que pusieron en riesgo la vida de más de 150 personas ya que la discusión se realizó a 12.000 metros de altura. A esto hay que añadirle el manejo de un gran aparato en situación de presión y en la que los dos responsables están tensos entre ellos, lo que pudo haber provocado una catástrofe al tomar tierra. Afortunadamente solo hay que lamentar el susto y el retraso.

Imagen: boeing.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016