Excite

Un cura italiano quema una foto de Benedicto XVI

  • Getty Images

¡Un papa no abandona a su rebaño! Esto fue lo que gritó el párroco de Castelvittorio (Ventimiglia), un pueblo situado en la frontera de Italia con Francia. Después de pronunciar dicha frase en plena misa, el cura italiano quemó la foto de Benedicto XVI, que dejó el cargo papal el pasado 28 de febrero.

Al parecer el párroco sufre de fuertes problemas depresivos y psicológicos. Andrea Maggio, que así es como se llama, no dudó en prenderle fuego a la imagen de Ratzinger delante de los fieles que habían acudido a misa de domingo.

Eran las diez de la mañana cuando comenzaba la misa. A los pocos minutos, el párroco tomó la foto y la puso cerca de un candelabro ante la mirada incrédula de los que estaban presentes. El sacerdote acusó al papa emérito de haber abandonado al rebaño y “un pastor no abandona a sus ovejas”, dijo.

El alcalde, Gianstefano Orengo informó a los medios locales de lo sucedido. “Ha sido un gesto sorprendente, cometido ante una decena de niños”. Y añadió que el párroco está pasando por un momento delicado. Aun así, afirmó Orengo, se trata de “un gesto muy grave”.

El suceso que trajo consigo la protesta de muchos fieles se produjo un día después de que Ratzinger entregara ya el anillo del Pescador al cardenal camarlengo para que sea anulado, señal del que su pontificado ya ha concluido. Con problemas psicológicos o no, el párroco Andrea Maggio no ha podido resistirse a dar su opinión sobre la renuncia.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016