Excite

Un cura le prohíbe comulgar durante la primera comunión de su hijo por estar divorciada

  • Ángela Conesa - Facebook

El pasado domingo 3 de mayo el hijo de Ángela Conesa hacía la Primera Comunión, sin embargo no pudo comulgar durante la celebración de la misa porque, tal y como se recoge en las normas de la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores de Cartagena, las “parejas de hecho, los divorciados y los vueltos a casar civilmente” son “matrimonios rotos, irregulares a los ojos de la Iglesia” por lo que “no pueden recibir la Comunión”.

Cuando Ángela recibió unos días antes las “normas de la parroquia” en las que se explicaba que no podría comulgar el día de la Comunión de su hijo, publicó la foto en Facebook que se convirtió en un fenómeno viral, compartiéndose a unas horas hasta 100.000 veces. Además, Ángela decidió también hacer pública con una fotografía, un manuscrito que redactó explicando que no iba a contribuir con un donativo económico a la parroquia porque ni ella ni las personas que están en su situación son para esa Iglesia “consideradas personas normales”.

Tras las críticas en las redes sociales y tras las numerosas preguntas de los medios de comunicación, la diócesis lanzó un comunicado en su perfil de Facebook citando el Catecismo de la Iglesia Católica en el numeral 1650 “si los divorciados se vuelven a casar civilmente, se ponen en una situación que contradice objetivamente la ley de Dios. Por lo cual no pueden acceder a la comunión eucarística mientras persista esta situación, y por la misma razón no pueden ejercer ciertas responsabilidades eclesiales”.

La impresionante iglesia en Bélgica que cambia según el ángulo desde el que se mire

En el comunicado se añade además, la siguiente cita del numeral 1651 “Respecto a los cristianos que viven esta situación y que con frecuencia conservan la fe y desean educar cristianamente a sus hijos, los sacerdotes y toda la comunidad deben dar pruebas de una atenta solicitud, a fin de que aquellos no se consideren separados de la Iglesia, de cuya vida pueden y deben participar en cuanto bautizados: ‘Se les exhorte a escuchar la Palabra de Dios, a frecuentar el sacrificio de la misa, a perseverar en la oración, a incrementar las obras de caridad y las iniciativas de la comunidad a favor de la justicia, a educar sus hijos en la fe cristiana, a cultivar el espíritu y las obras de penitencia para implorar de este modo, día a día, la gracia de Dios’ (Juan Pablo II, Familiaris Consortio nº 84)”.

Además de esta cita, la diócesis también quiso recordar que “las limosnas por los sacramentos son una práctica habitual de la Iglesia, que la ayudan a sostener sus actividades, respetando en todo momento la libertad de cada persona y de los hijos de Dios”.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017