Excite

Un entrenador personal engorda para demostrar que perder peso es posible

Paul James es un entrenador personal que se dedica a poner en forma y ayudar a adelgaza a aquéllos que soliciten sus servicios. Un día, se dio cuenta de que estando él delgado y muy en forma era más difícil llegar a sus clientes. Por ello, se planteó el reto de engordar para después comenzar a cuidarse y demostrar sus clientes gordos que se puede perder peso.

Este deportista, que entrena en un gimnasio de Melbourne, quiere hacer esta prueba de adelgazamiento para demostrar que es posible perder peso. De hecho, para poner en práctica esto, primero tiene que engordar unos 20 kilos, a base de hidratos de carbono, bebidas, pastas y chocolate. El entrenador prevé que en marzo haya alcanzado ya el sobrepeso y podrá comenzar con el adelgazamiento.

James tiene previsto que para el próximo mes de octubre, y ayudado de la práctica de deporte y una buena dieta, habrá podido perder todos los kilos que le sobran. La moraleja de esta historia, en la que se juega con el físico y también con la salud, es que si él puede, otras personas con problemas de sobrepeso también podrán.

Algunos médicos ya se han manifestado en contra de esta prueba de adelgazamiento. Este es el caso de Matt Capehorn, del Foro de Obesidad Nacional, quien asegura que al ganar peso rápido y luego perderlo se podría conseguir una grasa visceral en torno a los órganos, entre ellos hígado y corazón. Esta grasa aumenta el riesgo de padecer diabetes e hipertensión en las personas. Para evitar problemas de salud, un médico supervisará el estado de James durante todo el experimento.

Imagen: dailymail.co.uk

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016