Excite

Un menor entre los detenidos por traficar con cabezas humanas

Las decapitaciones registradas en el último año en la provincia amazónica de Morona Santiago, ya tienen responsables. Los presuntos autores de los crímenes, cuatro hombres de la tribu Shuar, cuyo objetivo era obtener las cabezas de varias personas para reducirlas y venderlas como tzansas (ritual tradicional que reduce los cráneos de los enemigos para usarlos como talismán), han sido detenidos por la policía en Macas ante la indignación popular de los nativos amazónicos que pedían castigarlos con sus propias leyes.

La tensión, que ha ido en aumento con el paso de los días, nació cuando al ser detenidos los presuntos implicados por los agentes de autoridad, tres de los cuatro sospechosos, entre los que se encuentra un menor de edad, estuvieron a punto de ser linchados por una avalancha de personas, que más tarde, se acercaron hasta la Fiscalía y la Corte de Justicia, para exigir que se los entregaran, ya que en opinión de su representante, el presidente de la Federación Interprovincial de Centros Shuar (FICHS), Pepe Acacho, los responsables de crímenes de ese tipo no son humanos, y por tanto, es necesario ajusticiarlos conforme a su cultura.

Los implicados, que responden a los nombres de César Nantip Jimpikit Wamputsar; Patricio Barlolomé Yankuam Rivadeneira y Luis Pedro Week Pujuca, fueron detenidos gracias a los habitantes de la comunidad de Domono, a 10 kilómetros de Maca, tras la confesión del menor, que habría sido inducido a participar en el negocio de venta de cabezas cortadas, y cuyo testimonio ha sido crucial para la detención del grupo y su conducción ante la justicia.

Imagen: Elmundo.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016