Excite

Un niño chino se libra de la muerte al caer de un edificio gracias a sus orejas

Un niño de seis años en China se salvó de una muerte anunciada gracias a sus orejas, que mantuvieron su cabeza entre los barrotes de una ventana evitando que el pequeño, de nombre Ming Ming, se precipitase al vacío desde un octavo piso. Sus gritos, audibles desde la calle hicieron que los transeúntes alarmados avisaran a la policía y a los agentes de la autoridad, que acudieron inmediatamente a rescatarlo.

Ming Ming, cuyo cuerpo quedó colgando de la reja metálica desde la cabeza, rezaba intensamente mientras los bomberos luchaban desesperadamente por salvarlo, ya que el más mínimo movimiento podría haber hecho que el pequeño cayese al vacío o se ahogase entre los barrotes, provocando la tragedia.

Por su parte, mientras algunos miembros de los servicios de urgencias usaban un gato de presión hidráulica para conseguir separar el metal que mantenía preso al niño y otros lo agarraban por los brazos para tirar de él cuando finalmente la reja cediese, una gran multitud se aglutinaba en la calle presa del pánico.

Según parece, el pequeño cayó del piso que compartía con su familia cuando, al despertarse solo en la vivienda vio desde la ventana a su abuelo, que salió a hacer varios recados, cruzar la calle, lo que lo llevó, en un intento por llamarlo, a acercarse al orificio del ventanal más de lo conveniente, perdiendo de este modo el equilibrio y provocando el accidente del que se ha salvado milagrosamente.

Imagen: dailymail.co.uk

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016