Excite

Un nuevo seísmo de 7,1 grados vuelve a alertar a la población japonesa

Por increíble que parezca, la tierra parece no querer dar tregua al, ya de por sí, herido pueblo japonés. De hecho, un nuevo seísmo de magnitud 7,1 en la escala de Richter ha vuelvo a hacer temblar lo poco que queda en pie al norte del país.

El epicentro del terremoto se ha localizado, nuevamente, en el mar, a unos 22 kilómetros de la prefectura de Iwaki, al sur de la central nuclear de Fukushima donde los trabajadores que luchan por evitar un desastre radiactivo han tenido que ser evacuados. El temblor también ha conseguido tambalear los edificios de la capital, Tokio cuyos ciudadanos han tenido que acostumbrarse a las continuas sacudidas que se suceden desde que hace justo hoy un mes un terremoto de magnitud 9 fijara un antes y un después en la historia del país.

Asimismo, las autoridades han activado la alerta de tsumani ya que podrían producirse olas de hasta un metro de altura en las próximas horas.

Mientras tanto, la radiactividad de Fukushima continúa siendo el mayor problema de Japón en estos momentos. De hecho, se ha decidido ampliar el radio de seguridad en torno a la central. Así, en los próximos días se evacuarán a las poblaciones que se encuentran en un perímetro de 40 kilómetros si bien no se descarta hacer lo propio en otras más alejadas si las mediciones de radiactividad así lo aconsejan.

Imagen: cincodias.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016