Excite

Un pasajero es decapitado por otro en un autobús en Canadá

Como si de una película de Quentin Tarantino se tratara, los 37 pasajeros del autobús de la compañía Greyhound que se dirigía a la localidad de Winnipeg, en el centro de Canadá, se convirtieron en testigos de una decapitación a bordo del autobús.

Durante el trayecto habitual que cubría el autobús, uno de los pasajeros, en un arrebato de extrema violencia, atacó a la persona que viajaba a su lado con un cuchillo acabando con su vida. Tras asestarle entre 50 y 60 puñaladas, decapitó a su víctima con la más absoluta frialdad.

Según han declarado algunos pasajeros, el agresor había subido al autobús unos minutos antes de producirse su particular frenesí de sangre con toda normalidad y sin que nada en su comportamiento hicieran sospechar el trágico desenlace del viaje. Se sentó en la parte trasera del vehículo junto a un individuo que iba durmiendo y tras breves instantes un grito estremecedor de muerte rompió la calma del viaje. El homicida sacó un cuchillo de supervivencia, de considerables dimensiones (muy al estilo de los que lleva John Rambo) y cosió a puñaladas a esta persona que, según indican fuentes policiales, eligió al azar ya que no se ha encontrado ninguna relación entre ambos.

El resto del pasaje, preso del pánico, salió del autobús y bloqueó las puertas para que el responsable de la carnicería se quedara atrapado mientras llegaban las fuerzas de seguridad. Cuando llegaron los agentes el espectáculo era dantesco. Un cuerpo absolutamente destripado y decapitado. Junto a éste, el autor de la masacre que, con la tranquilidad de un androide, se dirigió a los policías con la cabeza de su víctima en la mano.

La policía detuvo sin resistencia al hombre, de 40 años de edad, y aún no ha desvelado ni su identidad ni la del joven decapitado en el autobús.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016