Un político filipino fotografía a su asesino antes de caer muerto

El destino quiso que Reynaldo Dagsa, un político de Filipinas, fuera a la vez la víctima y la persona que hizo posible la detención de su asesino, al que inmortalizó en el momento de terminar con su vida. Mientras Dagsa, concejal en el municipio de Caloocan, tomaba una foto de sus familiares, una persona parapetada tras un coche le apuntaba con un revólver dispuesta a matarlo, algo que quedó perfectamente registrado en la fotografía.

Así, nada más tirar la fotografía, Raynaldo Dagsa caía herido por varios disparos que lo alcanzaron en un brazo y en el pecho. Aunque fue trasladado con vida al hospital, los médicos no pudieron hacer nada por él. Entretanto, su familia, una vez contemplada la imagen que tomó, acudió con ella a las autoridades, que anunciaron la captura del pistolero Michael Gonzales dos días después del asesinato.

Por otra parte, además de Gonzales, en la instantánea captada por la cámara de Reynaldo Dagsa (que además de ser concejal se ganaba la vida como fotógrafo de bodas) se puede ver a uno de los cómplices del asesinato, al que se busca ahora junto con otra persona que presuntamente habría dado la orden de acabar con la vida del político. De momento, las autoridades no han establecido cuáles son los motivos que habrían provocado el atentado contra Reynaldo Dagsa, que tuvo lugar en el primer día de 2011.

Imagen: sapo.pt

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014