Un satélite de la NASA impactará contra la Tierra en unos 4 días

  • Foto:
  • space.com

Podría parecer más el guión de una película de catástrofes que una noticia, pero la NASA ha anunciado que ha perdido el control de uno de sus satélites, el cual impactará contra la Tierra en un plazo de unos cuatro días sin que de momento se conozca ni el momento ni el lugar donde el satélite podría estrellarse sobre la superficie terrestre.

El satélite que en los próximos días se estrellará contra la Tierra es el Upper Atmosphere Research Satellite, conocido como UARS, un armatoste de casi seis toneladas de peso y con unas dimensiones de más de diez metros de largo y cuatro y medio de diámetro. El UARS fue lanzado al espacio en septiembre de 1991 desde el transbordador Discovery, con la misión de realizar mediciones de la alta atmósfera, observando especialmente como afectaba la polución a los cambios atmosféricos y a la capa de ozono.

El UARS se mantuvo en activo hasta diciembre del año 2005, cuando la NASA dio por terminada su misión, momento en el que el satélite comenzó un progresivo descenso de cara a estrellarse en la Tierra. Los expertos de la NASA calculaban que el satélite impactaría en la Tierra a finales de septiembre o principios de octubre, pero parece que una fuerte actividad solar ha acelerado su caída, que ya se calcula para el próximo viernes, con un margen de error de un día arriba o abajo.

La NASA ha declarado que lo más probable es que el UARS se desintegre al cruzar la atmósfera, pero no se descarta que algún trozo de mayor tamaño llegue a impactar en la Tierra. En tal caso, lo más probable es que las piezas supervivientes del satélite se estrellaran en el océano, quedando el riesgo de impacto a una persona a un nivel casi nulo. La NASA aún no ha confirmado el lugar donde el satélite UARS podría estrellarse, aunque si ha declarado que si alguien observa alguna pieza del satélite no debería tocarla, avisando rápidamente a las autoridades.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014