Excite

Una camisa hace caer la popularidad del primer ministro de Japón

Una camisa es, aparentemente, el motivo que ha hecho perder al primer ministro de Japón, Yukio Hatoyama, una importante cuota de popularidad después de que apareciera con la prenda, de inquietantes colorines, en una cita en la que, en el marco de su residencia presidencial, compartiera una comida con algunos de sus votantes, un gesto encaminado precisamente a todo lo contrario.

De esta forma, algo tan teóricamente inocuo como una camisa se vuelve contra Hatoyama, que no atraviesa por su mejor momento. La prenda, con un marcado aire ochentero y digna del mismísimo Joker, es de cuadros y cuenta con al menos cinco colores: rojo, verde, amarillo, morado y azul. Para sus detractores, viene a corroborar, no sabemos por qué, que el primer ministro carece de tacto además de buen gusto. A la vez, se apunta que la camisa confirma que las ideas políticas y la filosofía del mandatario están, igual que su vestimenta, desfasadas.

Y es que, tras la llegada al poder del Partido Democrático que encabeza Hatoyama, que acabó con la supremacía mantenida por el Partido Liberal durante 50 años, la población nipona parece estar algo harta de las particularidades del primer ministro y su señora, la actriz Miyuki Hatoyama, lo que, como advertían algunos expertos, unido a la situación de crisis que atraviesa el país puede acabar minando su credibilidad y la confianza depositada en él.

Imagen: abac.net

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016