Excite

Una ganadora segura para las elecciones afganas

Mariam Durrani es una de los 3.295 candidatos que se presentaron a las elecciones provinciales que se celebraron en Afganistán el pasado 20 de agosto, el mismo día que las presidenciales. Pero ella sabe a ciencia cierta que resultará ganadora, ya que en la provincia de Kandahar, donde se presentó, faltaban mujeres candidatas, por lo que no llegaban al 25% de los asientos destinados para ellas según la ley, de cara a garantizar la participación femenina en la política y evitar así su discriminación.

Marian de este modo ocupará uno de los cuatro asientos reservados a mujeres, aunque ella misma reconoce que tuvo sus dudas a la hora de presentarse para las elecciones. Lo cierto es que Durrani a sus 24 años, hubiese preferido realizar un año más de universidad y presentarse más tarde a las elecciones parlamentarias, pero se sintió obligada prácticamente por las personas que llamaron a su puerta y por la Comisión Independiente de Derechos Humanos en Afganistán, que se reunió con ella para convencerla.

Y es que sus reticencias están justificadas, pues se juega la vida en ello. En Afganistán son frecuentes los casos de asesinato a mujeres que ocupan puestos de relevancia, como el de Setara Achekzai, que también era miembro del consejo provincial en Kandahar, y en abril de este año fue abatida a balazos por unos desconocidos a la puerta de su casa, o Malalai Kakar, la mujer de mayor rango en la policía afgana, directora del departamento de delitos contra la mujer, asesinada en 2008.

La propia Mariam fue víctima de dos atentados en el último año, la explosión de un camión cisterna plagado de bombas donde tres personas murieron y la irrupción de siete hombres armados en su oficina, ataque que supuso el fallecimiento de trece personas aunque ella salvase la vida de milagro.

Ahora Mariam se mueve a todas partes con vigilancia armada. Ella misma ha afirmado que debe ser extremadamente cauta, cambia de vehículo varias veces al día, nunca sigue la misma rutina y viste burqa, para no ser identificada por la calle. Y es que según ella misma indica, aunque podría vivir en Irán, país donde nació aunque sus padres sean afganos, cree que a pesar del peligro merece la pena ayudar a la gente y ser valiente para que cambie la situación en el país, sobre todo, la de las mujeres.

Imagen: lexxus.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016