Excite

Una joven va a tatuarse 3 estrellas y acaba con 56

Kimberley Vlaemink tiene 18 años, es una joven belga que como muchas otras quería hacerse un tatuaje de tres estrellas en su rostro, concretamente debajo de su ojo izquierdo. Sin embargo, cuando se despertó de la sesión (asegura que se quedó dormida mientras le pintaban el cuerpo) se dirigió a un espejo y descubrió que había tatuadas más de cincuenta estelas. Además, ella afirma que si no llega a despertarse, habría grabado sobre el resto de su faz más estrellas. “Es horrible”, aseguró la belga.

El tatuador mantiene que es una “obra de arte” y que la chica aceptó el dibujo, de hecho dice que se despertó y veía como se realizaban las estrellas. Según Rouslain Toumaniantz,el tatuador de origen rumano, el problema vino cuando el novio de Kimberley y su padre vieron la cara de la joven. Ahora será un tribunal quién diga quién dice la verdad. También afirma la tatuada que el hombre, al ser rumano, pudo tener un problema de comprensión lingüística, “creo que no entendió que quería hacerme”.

Mientras, la pequeña belga no desea salir de casa debido al complejo que tiene. Mientras confía en que el láser pueda solucionar un tatuaje que costó 65 euros, poco más de euro por cada estrella.

Declaraciones de Kimerley Vlaemink

Imagen: que.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016