Excite

Una tormenta solar podría causar el fin del mundo en 2012

Un grupo de expertos astronómicos de la NASA han puesto, nunca mejor dicho, el grito en el cielo. Y es que, según los resultados de su estudio, publicado hace menos de un año, una espectacular tormenta solar en 2012 podría freír los sistemas energéticos provocando un apagón general que llevaría a la Tierra hacia el tan temido día del juicio final. Los cálculos sitúan la catástrofe entre mayo y septiembre de 2012, fecha que coincide con la determinada por los predicadores y que, de forma extraña e inusual, une a ciencia y a fe en los indicios de un cataclismo que podría ser fatal para nuestro planeta y para sus habitantes.

Ya en 1859 este fenómeno astronómico, conocido durante la época como El evento Carrington, colapsó las mayores redes de telégrafos del momento. La estrella que rodea a nuestro planeta amenaza de nuevo con la fin del mundo, tormenta solar ante la que las tecnologías innovadoras actuales se muestran, irónicamente, vulnerables. La superficie del Sol está cubierta de una gran masa de plasma que, en ocasiones, deja escapar partículas energéticas que podrían convertirse en enormes bolas de fuego y, en contacto con el campo magnético de la Tierra, acabar con todo nuestro sistema eléctrico.

Ante tal cataclismo, las sociedades occidentales serían las más afectadas, puesto que hoy en día dependen al 100% de una red energética que les suministra agua, luz y transporte. Aunque según la NASA es difícil que el Sol vuelva a atacar a la Tierra con una tormenta solar de tales características, provocando la muerte de millones de personas, existen algunas probabilidades de que se produzca un desastre cada vez más latente en el ambiente.

Los efectos de una tormenta solar en Discovery Channel


Imagen: nasa.gov

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016