Excite

Veinticinco aniversario de la muerte de Salvador Dalí, el pintor surrealista de obras de arte como 'La persistencia de la memoria'

  • © Getty Images

Conocido tanto por su característico largo y fino bigote, por sus excentricidades como por sus obras de arte, Salvador Dalí ha sido uno de los grandes referentes de la pintura española y hoy se cumplen 25 años de su fallecimiento. Hacemos un repaso por lo más destacado de su biografía.

Genio y figura desde muy jóven, no son pocas las anécdotas que cuentan del de Figueras aquellos que conocieron al autor de la frase "Yo soy el surrealismo", corriente en la que se enmarcaba a este artista que dejó para la historia obras como 'La persistencia de la memoria', 'La apoteosis del dólar' o su colaboración junto a Luis Buñuel en el corto 'Un perro andaluz'.

Tan importante como su legado como artista es su propia personalidad, que le llevó a ser una personalidad en Estados Unidos durante la década de 1940, codeándose con personalidad como Walt Disney o Alfred Hitchcock. Durante este periodo recibiría uno de sus sobrenombres, 'Ávida Dollars', un anagrama de su nombre real que hacía referencia a su alusión por el dinero.

Hablar de Dalí es hablar de polémica. En su momento se le fue reprochada su postura respecto al régimen de Franco en España, ya que al contrario que la mayoría de los artistas e intelectuales del país, Dalí llegó a tener una relación cordial con el dictador, llegando a mantener reuniones en el Pardo y siendo condecorado con la Gran Cruz de Isabel la Católica

Los biógrafos de Dalí señalan como clave para el desarrollo de su personalidad narcisista y megalomaniaca, el hecho de llevar el mismo nombre que su hermano mayor, fallecido al año y medio de edad antes de que él mismo naciera. Dalí, incluso, culparía a sus padres públicamente de este hecho. El artista llegó a plasmar en un cuadro 'El retrato de mi hermano muerto' su obsesión por el tema.

Además de esta obsesión, otra constante en la vida de Dalí fue Elena Ivanovna Diakonova, más conocida como 'Gala', su musa. Más allá de lo idílico, la relación entre ambos fue poco habitual, ya que ella actuaba como su agente y tenía constantes infidelidades que el artista toleraba debido a su afición por el candaulismo, una tendencia similar al exhibicionismo, pero en el que el que queda expuesto es el cuerpo de la pareja, no del propio.

Veinticinco años después de su fallecimiento, Salvador Dalí sigue dando mucho de qué hablar en España, tanto por su obra como por su personalidad, una rara avis en la época en la que le tocó vivir.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016