Excite

WikiLeaks abandona Estados Unidos debido a las presiones y se refugia en Europa

Parece que la historia sobre WikiLeaks, más allá de las propias filtraciones de los cables diplomáticos de Estados Unidos, va camino de convertirse en todo un thriller de espías al más alto nivel. WikiLeaks ha ido perdiendo el apoyo de diversas empresas de Estados Unidos, supuestamente presionadas por el Gobierno, hasta verse obligada a trasladar su infraestructura a Europa después de permanecer cerrada durante unas horas.

En un principio WikiLeaks permanecía alojada en dos servidores, en el americano de Amazon y en sueco de la empresa Bahnhof. Sin embargo, Amazon dejó de prestarle servicio a WikiLeaks el pasado miércoles, dejándole solo con un servidor. Pero fue a lo largo de la pasada noche del jueves al viernes cuando la empresa EveryDNS.net, la cual suministraba a WikiLeaks el dominio wikileaks.org, cortaba también su suministro haciendo caer a la página, que permanecía varias horas fuera de internet.

Para volver a estar en activo, WikiLeaks mantuvo su servidor sueco y le añadió uno nuevo en Europa, concretamente se valió del servidor OVH, situado al norte de Francia, aunque esta es una información que ninguna de las partes ha querido confirmar. También se trasladó la página a un nuevo dominio, esta vez en Suiza, denominado wikileaks.ch, que se encuentra registrado a nombre del Partido Pirata Suizo.

De momento WikiLeaks podrá seguir suministrando sus servicios desde Europa mientras el Gobierno de Estados Unidos continúa su supuesta campaña de presiones contra la web. Según algunas fuentes, el senador Joe Lieberman, quien preside el Comité de Seguridad y Asuntos Gubernamentales del Senado de Estados Unidos, habría promovido estas presiones para acallar a WikiLeaks. Por su parte, las empresas que han cortado sus servicios, como Amazon, niegan tales presiones y excusan su comportamiento en base a que WikiLeaks no cumplía los requisitos de dichas compañías al publicar documentos de los cuales no era propietaria. Además declaran que el hospedaje de WikiLeaks ponía en peligro sus infraestructuras, ya que la web es objeto de continuos ataques cibernéticos.

De momento, esta historia de espías parece lejos de su final, pues a los percances de la propia página web de WikiLeaks, ahora salvada por el Partido Pirata de Suiza, debemos añadir los problemas de su creador Julian Assange, prófugo de la justicia sueca. Así que deberemos esperar a ver si las presiones de Estados Unidos acaban con WikiLeaks, a pesar de estar refugiada en Europa, y si la web cumple su amenaza de nuevas filtraciones.

Imagen: wikileaks.ch

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016