Excite

Zapatero, atrapado entre la crisis de partido y las elecciones anticipadas

Sin ninguna duda, José Luís Rodríguez Zapatero debe estar viviendo uno de los momentos más grises de su labor como Presidente del Gobierno y líder del PSOE, ya que ante las críticas de su gestión y los desastrosos resultados electorales se debe enfrentar a las múltiples peticiones de elecciones anticipadas y a la crisis que se ha abierto en su partido, en la que se enfrenta a Rubalcaba, Ministro del Interior que fuera su hombre de confianza.

Ayer, miércoles 25 de mayo, Zapatero se enfrentó al a primera sesión de control al Gobierno después de los resultados electorales de las pasadas elecciones municipales. La sesión del Congreso fue como mínimo tensa, con un Zapatero y Rajoy anclados en sus posiciones. Sorprendentemente, Rajoy no hizo mención ni a las elecciones pasadas ni pidió elecciones anticipadas, se limitó a atacar a Zapatero con datos económicos. Pero otros miembros del PP si se encargaron de recordar al líder del PSOE su batacazo en las pasadas elecciones municipales y autonómicas, defendiendo que España pedía un nuevo escenario político sin Zapatero.

El Presidente del Gobierno no entró en el debate y se limitó a defender su tesis, en la cual las elecciones pasadas solo han cambiado la situación pero no la confianza, defendiendo que los españoles siguen creyendo en su gestión. Pero desgraciadamente para Zapatero, parece que ya ni el propio PSOE confía en su gestión, al menos eso podemos ver en base a la crisis interna abierta en el partido. Alfredo Pérez Rubalcaba, Ministro de Interior, y José Blanco, número dos del PSOE, eran hasta hace poco hombres de confianza de Zapatero, pero parece que sus aspiraciones pasan por eliminarlo de la ecuación, conseguir elecciones anticipadas y heredar el dominio del PSOE.

Ante este panorama se ha abierto una auténtica herida en el PSOE. Por un lado nos encontramos con los partidarios de Zapatero, que ven en Carme Chacón a su relevo, para lo cual quieren unas primarias y un Congreso General del PSOE después de las próximas elecciones generales, con lo que Zapatero agotaría legislatura y mantendría el poder del PSOE al menos un año. En frente están Rubalcaba y José Blanco, quienes quieren un Congreso Extraordinario General ya, con el que quitarle poder a Zapatero y conseguir una hipotéticas elecciones anticipadas en octubre, en las cuales Rubalcaba sería el cabeza de lista de los socialistas.

Esta situación deja a Zapatero en una situación muy delicada, con un margen de maniobra mínimo. Por un lado, el Presidente del Gobierno se enfrenta a unos datos electorales nefastos con una oposición que lo tiene contra las cuerdas, pero tras las cuerdas buena parte del PSOE sueña más con derribarlo que con darle apoyo. El resultado final posiblemente lo conozcamos este fin de semana, tras el Comité Federal del PSOE, donde veremos en que queda la crisis del PSOE y la lucha entre Zapatero y Rubalcaba.

Imagen: elperiodico.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016